jueves, 5 de agosto de 2010

Un segundo, dos personas, tres miradas.
Cuatro promesas, cinco sueños.
Seis palabras, siete caricias, ocho besos.
Nueve silencios. Tú y yo.
 Llámalo deseo y confianza, llámalo añoranza
y cariño. Llámalo como quieras, yo lo
llamare con tu nombre, lo llamaré necesitarte
lo llamaré quererte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario