miércoles, 18 de mayo de 2011

La bella hada.

Su nombre era Gara, ella era el hada mas hermosa
de las montañas de cristal, su magia era extraordinaria
y en sus ojos llevaba el brillo de dos estrellas, vivía muy
feliz con sus hermanas las hadas entre seres increíbles
como salidos de un cuento, cierto día por la mañana
Gara despertó como siempre en su cama de cristal
pero algo  había cambiado en ella, pronto se dio
cuenta de que su magia ya no estaba, sus alas 
se habían caído, ahora no podía volar y el polvo
de estrellas se salía de sus manos cada vez que
las movía había desaparecido, al darse cuenta 
de esto, sus hermanas empezaron a reír y a
burlarse de ella, Gara se escondía en los 
rincones y lloraba día tras día, sentía como
poco a poco iba dejando de pertenecer
a ese lugar tan mágico donde a ella
le encantaba vivir.


Un día Gara salio del castillo mientras todos
dormían, y tomo el camino del bosque,
tras varios días de caminar sin descanso
y aun con lágrimas en los ojos la pequeña
hada desfalleció y callo al suelo al pie de 
un gran árbol.
Jonay era un joven leñador que vivía
en lo mas profundo del bosque, por las
mañanas iba a recolectar leña y recoger
frutos silvestres, Jonay caminaba como
siempre por el camino cuando de pronto
vio a una joven inconsciente debajo de un 
árbol que le daba la sombra y la cuidaba,
el leñador la tomo en sus brazos y corrió
a su pequeña casa al lado del rió, la recosto
sobre su cama de paja y le dio de beber agua,
el leñador quedo inmóvil al pie de la cama
tan solo observando, el no podía creer
lo bella que era,al cabo de varias horas ella
despertó asustada y Jonay le dijo.
No tienes porque temer, tan solo soy
un leñador pero esta es mi casa, este es 
mi bosque y esta es mi vida, yo cuidare 
de la tuya y velare tu sueño hasta que las
estrellas un día dejen de brillar.


Así paso mucho tiempo,  Jonay cuido a Gara
y día tras día le iba enseñando el mundo
donde el había crecido, le mostró la belleza
de las cosas simple como los colores de
las flores y la tranquilidad de su aroma,
el brillo de las estrellas y soñar alcanzar
alguna de ellas, la sensación de escuchar
dos corazones latir muy fuerte cuando se
acercaba uno del otro y sentir como despegaban
los pies del suelo cada vez que el la tomaba
en sus brazos.
Un día por la mañana Gara despertó y se llevo
una gran sorpresa cuando se dio cuenta que
su magia había vuelto, ahora sus alas estaban
en su lugar y podía sentir que era mas fuerte,
mas especial, el hada salio por la ventana
olvidando a Jonay que aun dormía,Gara
regreso inmediatamente a su castillo,
sus hermanas le  hicieron una gran
bienvenida, un grupo de elfos tocaban 
la trompeta mientras luces de colores
iluminaban las montañas de cristal y
los enanos servían ricos manjares, ella
se sentía feliz, era un hada de nuevo y
estaba otra vez en su hermoso castillo
de cristal, pero Gara un día miro al cielo
y recordó a Jonay.


Una extraña sensacion  recorrió su cuerpo
cuando podo observar que los cristales de
su castillo no podían brillar mas que las
estrellas cuando estaba en esa vieja cabaña
al lado del rió,  luego miro a su alrededor
y pudo darse cuenta que la verdadera magia
no estaba en sus manos de hada y no necesitaba
sus alas para poder volar mas alto que los demás!
Gara inmediatamente salio del castillo otra vez
hacia el camino del bosque para buscar a Jonay
pero mientras avanzaba podía sentir como iba
dejando a su paso el polvo de estrella que 
quedaba en el camino y como sus alas se iban 
quebrando y cayendo poco a poco detrás de ella,
una vez mas la pequeña hada falleció al pie
del mismo árbol donde un día Jonay la encontró.



Por la mañana Jonay despertó y cuando abrió
los ojos ahi estaba Gara sonriendo al pie de
su cama de paja, el la abrazo muy fuerte y le dijo.
No tienes porque temer, tan solo soy un leñador
pero esta es mi casa, este es mi bosque, esto
son mis sueños y te prometo que estarás en 
casa uno de ellos hasta que las  estrellas un 
día dejen de brillar.
Jonay y Gara vivieron felices para siempre,
ella renuncio a ser un hada y el cumplió
su promesa cuidándola y haciéndola
parte de todos  y cada uno de sus sueños.......

 
 

3 comentarios:

  1. MUY BONITO COMO SIEMPRE

    ResponderEliminar
  2. Precioso, Yurena. No se cómo no te dedicas a publicar todo lo que escribes!!! Tienes imaginación, talento y sensibilidad de sobra para que mucha gente disfrute con tus poemas y tus relatos. Ojalá lo hicieras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Joooooooo que bonito¡ Que Sorpresa, TAMBIEN SE TENDA MUY BIEN LOS RELATOS CORTOS, ME DEJAS QUE LO LEA UN DIA EN LA RADIO? ME ENCANTO ES MUY BONITO.

    mORFEO

    ResponderEliminar